Diagnostico que permite identificar a los candidatos que, además de poseer el conocimiento y experiencia necesaria, cuente con habilidades sociales y personales para ocupar un puesto.

Esta evaluación se realiza por medio de una Batería Psicológica adecuada al puesto y nivel de conocimientos técnicos, así como una entrevista integral.

A través de ella se determinan habilidades y competencias de la persona; así como conocer su estilo de trabajo, personalidad, habilidades y áreas de oportunidad.

La aplicación de este instrumento permite:

Colocar al candidato correcto en el puesto correcto

Detectar necesidad de capacitación

Contar con una herramienta para evaluar desarrollo organizacional