La ley federal de trabajo en el artículo 331 establece los que se considera en empleado domestico para efectos legales y agrupa dentro de esta categoría a todas las personas que realizan actividades de aseo, asistencia u otro tipo de trabajo orientado a cubrir necesidades básicas del hogar, por lo que quedan expulsadas las categorías de aquellos individuos que realicen estas mismas actividades en casas de asistencia, restaurantes, hoteles o en general cualquier negocio establecido.

El elemento que distingue a este trabajo especial es el hecho de que las actividades se realizan dentro de un hogar y no una empresa.

Las personas que contraten personal doméstico tienen la obligación de brindar tiempo suficiente para cubrir sus necesidades de alimentación, como higiene, comida, y sueño, en caso de que se le brinde habitación, estará deberá ser cómoda, higiénica y cubrirá las necesidades básicas del trabajador y familia.

Respecto al pago del salario, la habitación y los alimentos que se otorgan al trabajador como parte de sus condiciones laborales, en el caso particular de los trabajadores domésticos, se dispone que estas prestaciones representarán un 50% del salario que se pague en efectivo, por lo que para el cálculo del salario para efectos legales se tomara en cuenta lo anterior mencionado. El salario mínimo para esta actividad se ajustará a lo que señale la Comisión nacional para los salarios mínimos.

Es responsabilidad del patrón instruir al trabajador en lo que las autoridades le dicten.